Hace unos días, la CMF alertó sobre las altas comisiones en fondos mutuos balanceados y arriesgados, en comparación a otros paísesSi bien el desconocimiento del cliente es un factor importante, especialistas de la fintech Patrimore señalan que también debiera haber un llamado a la fuerza de venta de los bancos para hacer una migración desde las series caras a las más baratas dentro de su oferta de inversión.

Desde hace décadas, además de las cuentas bancarias y las libretas de ahorro, dos instrumentos financieros han calado hondo en las finanzas de las personas: los depósitos a plazo y los fondos mutuos. De hecho, según las últimas cifras de la Asociación de Fondos Mutuos, ya son tres millones de chilenas y chilenos quienes cuentan con este instrumento, concentrando un patrimonio total que bordea los US$55 mil millones.

Si bien el capital en fondos mutuos ha aumentado un 155% en 10 años, expertos en mercados aún ven un espacio de mejora importante. La propia presidenta de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), Solange Bernstein, emplazó a la Asociación de Fondos Mutuos por las altas comisiones en comparación al resto del mundo. Uno de los ejemplos más gráficos son los fondos balanceados, que en Chile promedian comisiones sobre el 2%, mientras el promedio global es del 1,3%.

Sigla “clave”

Fernando Slebe, gerente de inversiones de Patrimore, detalla que “nuestros estudios revelan preocupación especialmente en la categoría de renta variable internacional. Los inversores que buscan exposición a activos como Acciones USA, Brasil, Emergentes y Europa, entre otros, deben enfrentar costos que oscilan entre el 3,5% y el 3,97%. Esta situación puede tener un impacto significativo a largo plazo, llegando incluso a una diferencia del 35% entre los resultados con fondos de alto costo y opciones más accesibles, como los ETFs”.

Ante eso, para los expertos en planificación financiera, es crucial que las personas pongan ojo en una sigla clave: TAC, o Tasa Anual de Costo. “Básicamente, lo que se reúne en ese porcentaje, son todos los costos que están incluidos en la administración del dinero, similar a lo que ocurre con el CTC (costo total del crédito) o el CAE. La sigla es poco conocida por las personas, pero muy importante a la hora de tomar una decisión”, recalca el ejecutivo de Patrimore.

Pero ¿dónde encuentro el famoso TAC? Slebe destaca que “una de las recomendaciones de varios actores hacia las AGF es que visibilicen mejor el TAC, que aparezca en letras grandes y destacado. Por ahora no es así, es un ítem más dentro del boletín comercial, pero la recomendación es que cada persona que quiera adquirir un fondo mutuo, sobre todo en un banco, busque el informe comercial del fondo en la propia página de la institución o la CMF”.

“En general observamos que los inversores en Chile privilegian las instituciones clásicas. Pero una vez tomada esa decisión, la movilidad es casi nula. Si nadie los asesora para realizar un cambio, la tendencia es quedarse donde están. Eso explica que una gran masa de clientes siga en estas series caras, aun teniendo series digitales o de fintech que poseen comisiones más bajas. Parece anecdótico, pero que te cobren un 2% o un 1% podría hacer la diferencia en que un millón de pesos, en 20 años, se conviertan en cuatro millones aproximadamente, versus que se convierta en tres millones. Hacer ese cálculo sí que duele el estómago”, recalca el experto en planificación financiera.