La emergencia climática y la mayor preocupación medioambiental del consumidor -consciente del poder de su decisión de compra- están construyendo una nueva alimentación en el mundo donde la ciencia, la innovación y la tecnología son elementos transversales de todo el proceso.

El sector lácteo no quiere -ni debe- quedarse atrás. Proteínas alternativas e ingredientes biofuncionales ya se desarrollan con éxito en los laboratorios de las startups más disruptoras de todo el mundo para dar lugar a nuevos alimentos alternativos de origen vegetal.

Las ideas y los productos son necesarios, pero también la financiación, más si cabe tras la restricciones de acceso al capital que se produjeron a partir de la guerra en Ucrania.

[El mundo mira al ‘foodtech’ español: así es la receta anticrisis que aspira a replicar Italia, Colombia o Camboya]

Sin embargo, el sector foodtech es uno de los pocos que ha continuado contando con el beneplácito del capital en estos tiempos convulsos.

Pascual Innoventures es el claro ejemplo de ello. El vehículo de corporate venturing de Pascual continúa impulsando esta alimentación del futuro con la inversión de 1,5 millones de euros en cuatro startups internacionales.

Se trata de Novo Dairy, Zero Cow Factory, Ergo BioScience y Maolac, todas ellas participantes de la primera y segunda edición de Mylkcubator, programa especializado en el desarrollo de proyectos de innovación para el sector lácteo, puesto en marcha por Pascual Innoventures y su socio Eatable Adventures.

De Novo Dairy, con sede en Sudáfrica, se centra en el desarrollo de tecnologías de fermentación de precisión para la creación de proteínas alternativas (Lactoferrina, una proteína de alto valor, esencial en el desarrollo de bebés y fortalecedora del sistema inmune) que sean capaces de reproducir los mismos perfiles nutricionales y experiencias sensoriales que sus análogas lácteas.


Gabriel Torres, director de Pascual Innoventures.

Por su parte, Zero Cow Factory, de origen indio, busca complementar a la industria láctea tradicional produciendo la primera leche y productos lácteos utilizando bioingeniería y fermentación microbiana. Ambas, Novo Dairy y Zero Cow Factory, pertenecen a la primera edición de Mylkcubator.

Procedentes de la segunda edición, las startups que también recibirán inversión por parte de Pascual Innoventures son Maolac y Ergo BioScience.

Maolac es una startup israelí especializada en la investigación de ingredientes biofuncionales para crear proteínas de precisión con gran capacidad nutricional, inspiradas en la leche de ordeño. Su principal objetivo es aplicar esta tecnología para mejorar la salud y el bienestar tanto de los seres humanos como de los animales domésticos.

Por  último, Ergo Bioscience, startup argentina centrada en el desarrollo de proteínas animales complejas, ha logrado desarrollar un innovador proceso para crear alimentos alternativos de origen vegetal.

Su objetivo es lograr productos organolépticamente idénticos a aquellos de origen animal. Entre su cartera de proteínas están las caseínas Alfa-S1 y Kappa, para aplicaciones lácteas de origen vegetal, y la mioglobina para aplicaciones cárnicas de origen vegetal.

«El crecimiento de la inversión en este sector supera ya los cinco mil millones de euros, según datos de Dealroom. Además, el ecosistema de startups de Mylkcubator, de la primera y la segunda edición, ha generado un valor total de más de 100 millones de euros», afirma Gabriel Torres, director de Pascual Innoventures.

Arranca la terca edición de Mylkcubator 

«Las startups participantes han recaudado más de 12 millones de euros en inversión desde su inicio, lo que refleja el éxito de este programa de incubación».

En las dos primeras ediciones, Mylkcubator se ha centrado en la selección de las startups más innovadoras en técnicas de agricultura celular y fermentación de precisión aplicadas a la industria láctea.

[Wovo o cómo la innovación a partir de la clara de huevo transforma una pyme familiar con más de 80 años de historia]

Sin embargo, en esta tercera edición, amplía las tecnologías para la generación de productos lácteos con otras áreas como la producción de huevos, café, lípidos y cacao, mediante enfoques alternativos que hacen uso de diversas tecnologías e ingredientes; sustitutos de sodio, edulcorantes e ingredientes funcionales.

De esta forma, y con el apoyo de su socio Eatable Adventures, una de las tres principales aceleradoras mundiales de tecnología alimentaria, Mylkcubator pone en marcha el proceso de selección de las mejores startups tecnológicas para seguir creando un impacto de alto valor añadido en la industria agroalimentaria.

«Cuando en 2020 concebimos Mylkcubator apenas había un puñado de empresas en este sector. Hoy percibimos el potencial de crecimiento que hay en el ecosistema de lácteos alternativos»

José Luis Cabañero, fundador y CEO de Eatable Adventures

 «En 2020, cuando concebimos por primera vez este proyecto, el panorama era notablemente distinto, con apenas un puñado de startups operando en este sector. A pesar de la limitada tracción en inversión, percibimos el potencial de crecimiento en el ecosistema de lácteos alternativos», comenta José Luis Cabañero, fundador y CEO de Eatable Adventures.

«Esto fue lo que nos empujó a crear Mylkcubator y hoy, dos años después, hemos visto nuestras predicciones materializarse en un mercado más maduro, con algunas de las empresas líderes siendo startups de nuestro programa y un marcado interés por parte de inversores de todo el mundo».

Miembros de Ergo BioScience en una jornada de trabajo en el laboratorio.


Miembros de Ergo BioScience en una jornada de trabajo en el laboratorio.

De esta manera, en Mylkcubator, More than Mylk, se duplica el número de sesiones con expertos de todos los ámbitos (gestión empresarial, I+D, finanzas, inversores, etc.) que se ofrecen a las startups, se amplía el panel de colaboradores tecnológicos y se planea llevar a cabo un evento físico en el que se puedan presentar aplicaciones tangibles de los desarrollos de las startups participantes en esta edición o en ediciones anteriores.  

Las startups interesadas ya pueden enviar su candidatura a través de la página web www.mylkcubator.com

 

Sigue los temas que te interesan