El turismo en España ha logrado superar los niveles previos a la pandemia, posicionándose como uno de los motores principales de la economía del país. Las llegadas de turistas extranjeros entre enero y noviembre de este año alcanzaron los 79,8 millones, superando en un 0,8% los datos registrados en el mismo período de 2019, justo antes del impacto del coronavirus. Se prevé que en diciembre esta tendencia se mantenga, cerrando el año ligeramente por encima de los números más altos alcanzados en 2019, cuando España recibió a 83,92 millones de turistas, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El gasto turístico también ha experimentado un notable aumento, con un incremento del 24,0% durante los primeros 11 meses del año, alcanzando los 101.569 millones de euros, un 17% más que en 2019, lo que evidencia la recuperación y consolidación del sector como un motor clave para el crecimiento económico del país.

Estos datos no solo reflejan la recuperación del sector turístico, sino que también anticipan un posible año récord en 2023. Si los números de diciembre pasado se mantienen, o incluso mejoran, se espera que el total de llegadas supere las cifras de 2019, posicionando al 2023 como un año histórico para el turismo en España.

Además, la actividad turística no solo se mantiene robusta, sino que también está mostrando signos de desestacionalización, con un aumento de visitantes durante los meses considerados fuera de temporada alta. Noviembre de 2023 registró el mayor número de llegadas de turistas extranjeros hasta la fecha, seguido por un mes de octubre que también batió récords. Esta tendencia indica que los visitantes están buscando experiencias más allá del tradicional turismo de sol y playa, contribuyendo a la diversificación de la oferta turística en el país.

En noviembre, el principal país de origen de turistas fue el Reino Unido, seguido por Francia y Alemania, con incrementos del 15,2%, 9,0% y 18,5% respectivamente en comparación con noviembre de 2022. Por otro lado, las comunidades autónomas que recibieron mayor número de turistas durante los primeros 11 meses del año fueron Cataluña, Baleares y Canarias, destacándose por su crecimiento en llegadas.

Aumento de precios

El aumento en el gasto turístico ha estado acompañado de un incremento en los precios, resultado de la influencia de la inflación en el sector. En noviembre, el gasto medio por turista aumentó un 4,2%, alcanzando los 1.294 euros, mientras que el gasto medio diario creció un 4,1%, llegando a 173 euros, según datos del INE. Aunque los precios han subido, los empresarios del sector destacan que también se ha mejorado la calidad de la oferta turística.

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter Forbes Hispano e Instagram Forbes Hispano