El mercado inmobiliario ha experimentado un incremento del 5,1% en el precio de la vivienda nueva a lo largo de 2023, a pesar de las múltiples subidas de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo. Esta alza ha llevado el precio medio del metro cuadrado a 2.871 euros, según el último informe publicado por la Sociedad de Tasación.

La ralentización en la compraventa de viviendas y mayores complicaciones para acceder al crédito han sido consecuencia directa de la subida de tipos de interés, lo que ha generado un mercado inmobiliario con menos actividad. A pesar de esto, Consuelo Villanueva, directora de Instituciones y Grandes Cuentas en Sociedad de Tasación, destaca que el sector residencial ha mostrado resistencia, con volúmenes de compraventas superiores a los años anteriores a 2022. Los mayores aumentos se han producido en los principales núcleos de población como Madrid, Barcelona, Málaga, Palma de Mallorca o Valencia.

El Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario (Vivienda Nueva) elaborado por la Sociedad de Tasación refleja que, a pesar del constante incremento de precios en 2023, su ritmo ha sido cada vez más lento en cada trimestre, aunque se espera un nuevo incremento del 4,6% en el primer trimestre de 2024.

Por otro lado, el Índice de Accesibilidad Inmobiliaria se ha mantenido a la baja durante seis trimestres consecutivos, mientras que el Índice de Confianza Inmobiliario ha presentado caídas consecutivas en los últimos seis trimestres.

Gráfico de precios

Incremento por territorios

Todas las comunidades autónomas han experimentado un encarecimiento de la vivienda nueva en comparación con 2022, con un rango entre el 2,5% de Castilla-La Mancha y el 6,8% de Islas Baleares. En cuanto al precio por metro cuadrado, Cataluña, Comunidad de Madrid y País Vasco cuentan con los valores más elevados. Por su parte, Barcelona, Madrid y San Sebastián son las ciudades más caras, mientras que Ciudad Real, Cáceres y Badajoz tienen el importe medio más bajo.

Aspectos adicionales

En diciembre de 2023, el coste de construcción alcanzó los 1.278 €/m², y más del 70% de las nuevas viviendas cuentan con etiqueta “A” en emisiones. Sin embargo, solo el 54% alcanzó la máxima eficiencia en consumo de energía, lo que supone una bajada de más del 20% en ambos ratios.

A pesar de las perspectivas socioeconómicas actuales que no vislumbran un cambio inminente, se espera que el precio del metro cuadrado se sitúe en los 2.898 euros en el primer cuatrimestre de 2024, lo que llevaría a un nuevo incremento del 4,6%.

Conclusión

A pesar de las dificultades en el acceso al crédito y las subidas de los tipos de interés, el mercado de la vivienda nueva ha mostrado resistencia con incrementos de precios sostenidos a lo largo de 2023. Las previsiones apuntan a un nuevo alza en el precio del metro cuadrado para el primer trimestre de 2024, lo que refleja un mercado inmobiliario en continuo crecimiento a pesar de los condicionantes económicos actuales.

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter @Forbes_Hispano e Instagram @forbeshispano