La mesa de pensiones en el diálogo social en España enfrenta importantes retos para lograr un acuerdo que incluya una reforma de la jubilación parcial, un nuevo esquema de coeficientes para adelantar la jubilación sin recortes en profesiones penosas o peligrosas, y un mayor compromiso entre la Seguridad Social y las mutuas colaboradoras.

Uno de los puntos más álgidos de la discusión se centra en la reforma de la jubilación parcial, donde las posiciones entre la Seguridad Social y los interlocutores sociales se encuentran distantes. Los sindicatos han expresado su descontento con las propuestas del Ministerio de Seguridad Social, señalando que no se ajustan a sus pretensiones de recuperar condiciones previas a recortes anteriores.

Una de las discrepancias clave radica en el aumento propuesto por el Gobierno del número mínimo de años cotizados para acceder a la jubilación parcial anticipada, lo cual generaría requisitos más estrictos para los trabajadores. Aunque se valora positivamente la posibilidad de acceder a la jubilación anticipada parcial dos o dos años y medio antes de la ordinaria, persisten diferencias significativas en cuanto a las condiciones del contrato de relevo para los trabajadores sustitutos.

Mesas técnicas y desafíos adicionales

Además de la jubilación parcial, otros temas en discusión en la mesa de pensiones incluyen la implementación de un nuevo marco de coeficientes para adelantar la edad de jubilación en profesiones penosas o peligrosas sin recortes en la pensión. Existe preocupación sobre posibles revisiones a los coeficientes actuales, lo cual requerirá mesas técnicas adicionales para aclarar dudas en la redacción final de los textos.

En este sentido, se deberá definir cómo las empresas deberán modificar las condiciones laborales en dichas profesiones para evitar recurrir a coeficientes de adelanto de la jubilación. Asimismo, se plantea la necesidad de que las mujeres que interrumpieron becas de investigación por embarazo o parto puedan recuperar las cotizaciones de ese período sin cobertura previa de la Seguridad Social.

En conclusión, la mesa de pensiones en España enfrenta desafíos significativos en la reforma de la jubilación parcial y otros aspectos relacionados con la jubilación anticipada. Se espera que en las próximas semanas se avance en la resolución de estas cuestiones para garantizar un sistema de pensiones más equitativo y sostenible en el país.