Cuando llega el momento de reformar la vivienda, es importante conocer las tendencias y aspectos clave que pueden ayudarte a ahorrar dinero y obtener resultados satisfactorios. En el año 2024, se espera estabilidad en los precios de los materiales de construcción y una demanda en alza de reformas como el cambio de bañera por plato de ducha, mejoras en cocinas y baños, eliminación de bidés y la unión de cocinas y salones en espacios abiertos.

Según la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), se estima que en el 2023 la actividad de reformas en España ha disminuido alrededor del 2%, debido al agotamiento de la fase expansiva provocada por la pandemia. A pesar de ello, se espera que en el 2024 alrededor de 500.000 viviendas alcancen los 18 años de antigüedad, momento ideal para llevar a cabo reformas.

Una de las tendencias más destacadas es la optimización del espacio, donde se busca integrar elementos de otras culturas lejanas, como los inodoros inteligentes de estilo japonés, que comienzan a ser más accesibles económicamente. En cuanto a las cocinas, la tendencia del concepto abierto sigue en alza, permitiendo la unión de ambientes para lograr mayor funcionalidad y eficiencia.

En el ámbito de los materiales, se observa un creciente interés en soluciones constructivas económicas y de fácil instalación, así como una mayor concienciación hacia la eficiencia energética, que implica mejoras en aislamientos, cambio de ventanas y la instalación de energías renovables, como medidas para reducir el consumo de energía.

Errores a evitar

Al emprender una reforma en casa, es crucial evitar caer en errores comunes que pueden encarecer el proyecto. Por ejemplo, es recomendable solicitar al menos tres presupuestos y comparar la calidad de los materiales propuestos. También es importante cuidar las instalaciones eléctricas y de agua, priorizando la funcionalidad y eficiencia por encima de la estética.

Además, fijar un presupuesto detallado, seguir de cerca el desarrollo de la obra y evitar la economía sumergida son prácticas fundamentales para garantizar el éxito de la reforma. Asimismo, contar con un buen asesoramiento y no desligarse de la evolución de la obra son aspectos clave para evitar sustos en plazos y costes.

Finalmente, es importante destacar la importancia de la eficiencia energética en las reformas, ya que además de contribuir al ahorro de energía, estas pueden aumentar el valor de la vivienda y proteger el medio ambiente, siendo incentivadas por el gobierno a través de deducciones fiscales y ayudas para promover un consumo más sostenible de energía.

España necesita más aislamiento

En el contexto de la reforma de viviendas, las empresas han notado un mayor interés de los propietarios por la eficiencia energética, especialmente en la optimización del aislamiento de los edificios. En este sentido, el Gobierno ha prorrogado las deducciones de IRPF para obras de rehabilitación energética de viviendas y edificios, como parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, con el objetivo de fomentar actuaciones que contribuyan a un consumo más sostenible de energía.

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter e Instagram.