La inteligencia artificial (IA) está avanzando a pasos agigantados y plantea desafíos y reflexiones sobre su futuro. Kilnam Chon, un destacado informático de 81 años, conocido como el padre de internet en Corea, comparte su visión apasionante sobre el tema.

Según Chon, la IA superará a los humanos en inteligencia en un plazo de 10 a 30 años. Esta predicción, respaldada por diversas investigaciones, plantea interrogantes sobre el impacto que esto tendrá en nuestra sociedad. El informático compara la relación entre humanos y IA con la de humanos y monos, advirtiendo que podríamos perder el control a medida que la IA se vuelva más inteligente.

¿Deberíamos frenar el desarrollo de la IA ante esta perspectiva? Chon menciona una propuesta de moratoria en 2023, que lamentablemente no tuvo éxito. Empresas continúan impulsando esta tecnología, buscando beneficios económicos, pero las implicaciones éticas y de seguridad siguen siendo un desafío.

El legado de Kilnam Chon en el mundo de internet

Chon es reconocido por su contribución al desarrollo de internet en Asia. En 1982, creó los dos primeros nodos en la región, conectando universidades y laboratorios. Su visión sobre el futuro de internet destaca su importancia en la vida actual, donde es indispensable para múltiples actividades cotidianas.

Galardonado en el Salón de la Fama de Internet en 2012, Chon destaca la universalidad de internet como una meta por alcanzar, aun cuando millones de personas siguen sin acceso. Su preocupación por la seguridad en línea, especialmente el ransomware, refleja los desafíos actuales en proteger la privacidad y los datos de los usuarios.

Desafíos y reflexiones sobre el futuro de la IA

Si bien la IA promete avances significativos en diversos campos, Chon alerta sobre su potencial mal uso y la necesidad de regular su desarrollo. La creciente sofisticación de los ciberdelincuentes plantea un desafío constante para la ciberseguridad, donde la IA juega un papel crucial tanto en la detección de amenazas como en su potencial utilización para actividades ilícitas.

El futuro de la inteligencia artificial está lleno de incertidumbres y retos, pero también de posibilidades fascinantes. La visión de Kilnam Chon nos invita a reflexionar sobre cómo garantizar que la IA sea una herramienta para el bienestar de la humanidad, respetando principios éticos y asegurando su beneficio para todos.