El CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, ha generado controversia al amenazar con prohibir a los empleados de sus compañías el uso de dispositivos Apple, luego del anuncio de la alianza entre la tecnológica y OpenAI. Esta colaboración permitirá la integración del chatbot de inteligencia artificial ChatGPT con el asistente de voz Siri en los modelos más recientes de Apple.

Para Musk, este acuerdo representa una «violación de seguridad inaceptable», y ha expresado su preocupación en redes sociales. Incluso sugirió que los visitantes a sus instalaciones deberán dejar sus dispositivos Apple en una «jaula de Faraday» para evitar posibles riesgos de seguridad.

Apple, por su parte, había anunciado su incursión en la inteligencia artificial con Apple Intelligence, que incluye mejoras en Siri y la integración con ChatGPT. Estas actualizaciones solo estarán disponibles en dispositivos iPhone 15 Pro en adelante, así como en tabletas y ordenadores con procesadores avanzados.

Sam Altman, CEO de OpenAI, en la presentación de novedades de Apple en Cupertino (California).JOHN G. MABANGLO (EFE)

Este anuncio ha generado roces entre Musk y OpenAI, ya que en el pasado el empresario demandó a la empresa por considerar que se alejaba de su misión original de beneficiar a la humanidad con la inteligencia artificial. Musk, por su parte, ha fundado su propia startup de IA, xAI, que ha tenido un notable éxito y recientemente ha puesto a disposición su chatbot Grok como código abierto.