El ministro de Transformación Digital y Función Pública, José Luis Escrivá, ha presentado en el Congreso ante la Comisión de Economía, Comercio y Transformación Digital, la propuesta de una nueva ley de ciberseguridad con el objetivo de reducir los ciberataques y mejorar la respuesta ante los mismos, dentro de las propuestas generales de su departamento para esta legislatura.

Una de las principales medidas contempladas es utilizar los fondos europeos del Plan de Recuperación para fortalecer la formación de especialistas y mejorar las respuestas frente al crecimiento de ciberataques, tanto a nivel industrial como personal. Asimismo, se prevé que el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) continúe formando a miles de especialistas en este ámbito. Cabe destacar que esta nueva legislación se suma a la ley de ciberseguridad 5G aprobada en 2022.

Además, el ministerio dirigido por Escrivá está trabajando en atraer empresas especializadas en el diseño y fabricación de chips, un desafío crucial en términos geoestratégicos para los próximos años, más allá de lo digital. En esta línea, se busca diversificar la producción de chips a nivel global, actualmente concentrada principalmente en Taiwan, con el fin de reducir el impacto económico en caso de conflictos en dicha región.

Otro punto importante es la creación de regulaciones para el establecimiento sostenible de centros de datos en España, con el fin de abordar su elevado consumo de energía y agua, aspecto que ha generado preocupación. En este sentido, el Gobierno espera atraer importantes inversiones en este tipo de infraestructuras.

En cuanto a la inteligencia artificial, esta seguirá siendo un eje central de las políticas del Ministerio, con un enfoque en «la IA humanista». Se contempla la implementación de cursos específicos para funcionarios, el impulso del idioma español en los grandes modelos de lenguaje, así como el desarrollo de aplicaciones industriales basadas en esta tecnología. El ministerio destaca la presencia en España de una de las grandes infraestructuras europeas para el uso de la IA, el Barcelona Supercomputing Center, con su reciente Mare Nostrum 5. Además, se menciona el despliegue de la AESIA, la Agencia Nacional de Supervisión de la Inteligencia Artificial, con sede en A Coruña, conocida internamente en el ministerio como «la inteligencia de la inteligencia artificial».

Por último, se resalta el liderazgo de España en el proceso de conexión a internet fija, mediante fibra o satélite, en cada hogar del país, con un despliegue que se mantiene en curso en todo el territorio.

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter e Instagram