En la actualidad, la reducción de emisiones de CO2 se ha convertido en un objetivo fundamental para las empresas, en línea con los compromisos de neutralidad de carbono establecidos por Naciones Unidas para el año 2050. El Día Mundial por la Reducción de Emisiones de CO2, celebrado cada 28 de enero, busca concienciar a la sociedad sobre la urgente necesidad de frenar el cambio climático.

En este sentido, cada vez más empresas están demostrando un firme compromiso con la reducción de emisiones y adoptando medidas concretas en diferentes sectores:

ERANOVUM: Energía limpia y recarga sostenible

ERANOVUM, una compañía nacida en 2019, se dedica a la producción de energías renovables y a la operación de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Su actividad tiene un impacto directo en la reducción de emisiones de CO2, promoviendo el consumo de energías limpias y la descarbonización de la movilidad. En 2023, lograron evitar la emisión de 256 toneladas de CO2 a través de sus infraestructuras de recarga, y buscan multiplicar esta cifra este año.

EVANEOS: Turismo sostenible

EVANEOS, una plataforma de viajes a medida, se ha certificado como B Corp y está trabajando en un plan de descarbonización con miras a 2030. Han eliminado las escapadas urbanas de menos de cinco días en avión de su catálogo, optando por desplazamientos en tren y fomentando itinerarios a pie o en bicicleta en destino. El 75% de su huella de carbono está vinculada al transporte internacional de pasajeros, y están tomando medidas concretas para reducirla.

IMPACT HUB MADRID: Impulso a la economía regenerativa

Como parte de la mayor red global de impacto, Impact Hub Madrid ha sido reconocida por la ONU por su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Cuenta con una Política Medioambiental centrada en la reducción de emisiones y la optimización de la gestión de recursos, y ha logrado evitar la emisión de 160 toneladas de CO2 a través del consumo de electricidad proveniente de fuentes 100% renovables.

AUARA: Agua y plástico sostenible

AUARA, una marca solidaria de bebidas, ha logrado fabricar la totalidad de sus botellas con plástico rPET 100% reciclado y reciclable. Esto ha permitido la reutilización de 711.200 Kg de plástico, evitando la generación de nuevos residuos y contribuyendo a la reducción de emisiones asociadas a la producción de plástico.

Estos ejemplos demuestran que las empresas tienen un papel fundamental en la reducción de emisiones de CO2, y que es posible adoptar prácticas más sostenibles y conscientes para mitigar el impacto ambiental.


Pablo Martín es director de Sostenibilidad de ComBoca

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter e Instagram