Seguramente si a Álex Benlloch (Burgos, 2000) y a Bruno Casanovas (Madrid, 2000) les hubieran adelantado un poco de todo lo que les esperaba al fundar Nude Project en 2019, se habrían reído a carcajadas. Por aquel entonces, solo tenían dos cosas en común: el año en el que nacieron y el sueño de crear una comunidad streetwear con la que sentirse identificados. Resulta curioso conocer cómo se crea una marca que hoy en día factura 11,5 millones de euros, sabiendo que sus fundadores ni siquiera se conocían en persona cuando se puso la idea sobre la mesa, si no que fue la magia de las redes sociales la que hizo posible que hoy en día miles de personas paseen con sus prendas por las calles.

El que comenzó como un pequeño proyecto que arrancó con una inversión de 600 euros, 300 de Álex y 300 de Bruno, hoy cuenta con una plantilla que suma 80 empleados y tiendas físicas en Madrid, Barcelona y Valencia. Mantener el espíritu emprendedor parece una de las claves de la receta del éxito. «Nuestro objetivo siempre ha sido el concepto de crear un universo. Es decir, crear un sitio en el que a nosotros nos gustaría habitar, ya sea real o ficticio», relata Bruno Casanovas en una conversación con EL ESPAÑOL.

Pero, ¿a qué se refieren los jóvenes cuando hablan de «crear un universo«? Pues bien, «Por ejemplo, ahora con todo el tema de Barbie, creo que es algo que este concepto se ha seguido genial. Se ha creado un ‘Barbie World‘ fantástico. A mi parecer lo que han hecho es increíble. A ello es a lo que puedo aspirar yo con Nude, y creo que todavía estamos en el camino de crear un universo súper sólido y, con suerte, también poder representar a España por el mundo entero«, explica Bruno.


Bruno Casanovas y Álex Benlloch en su viaje de California para el festival de Coachella.

Cedida

Facturación de 11,5 millones

A pesar de ser una marca que lleva poco más de cuatro años en el mercado, ha conseguido mantenerse e ir creciendo cada año. Así, se refleja en sus beneficios. Cuando lanzaron su primera colección, la empresa facturó 600.000 euros y esta cifra fue de 2,5 millones el segundo año de facturación.

Los beneficios de Nude Project como empresa se podrían comparar con las burbujas de un refresco gaseoso, han ido creciendo de forma continua. Hasta tal punto que cerraron su facturación el año pasado con 11,5 millones de euros. Nada más y nada menos. Por ello, los jóvenes emprendedores mantienen los pies en la tierra. «Nuestro propósito es que la marca y el equipo crezcan de una manera saludable. Y, además, lo haga sin priorizar, o poner como primordial facturar más», revela el actual cofundador de Nude Project.

Llamamiento a Alcaraz

Aunque la marca de ropa es su gran apuesta, sin duda el Podcast Nude Project es uno de los lazos que más les unen a su público. Con más de 269 mil suscriptores en Youtube, se ha convertido en uno de los más reproducidos y seguidos en España. 

Bruno y Álex en su viaje de Amsterdam para la grabación del podcast con Rober Wido.


Bruno y Álex en su viaje de Amsterdam para la grabación del podcast con Rober Wido.

Cedida

[El imperio de Álvaro Moreno con su marca de ropa]

Nacho Vidal, Frank de la Jungla, Quevedo, Aitana, Juan Magan, el «Pequeño Nicolás», o Marc Gasol son algunos de los rostros conocidos que han pasado por los micrófonos del podcast.  «Es muy difícil elegir un episodio favorito entre todos», afirma Bruno al pedirle que seleccione uno. «Hay que diferenciar entre mi favorito y el que creo que ha podido marcar un antes y un después para el éxito del podcast. Sin duda, en cuanto a números, el de Frank de la Jungla arrasó. No recuerdo bien la cifra exacta, pero entre todas las redes sociales superó las 20 millones de visualizaciones. Fue una auténtica pasada. Álex y yo nos dimos cuenta de lo querido que es Frank en España. No es un personaje cualquiera, sino que es un personaje que ha impactado mucho a nuestra sociedad», añade Casanovas. 

«Quevedo, claramente Quevedo«. Así comienza Bruno al preguntarle por su «favorito» del mundo de los artistas. «Lo eligo porque es un chaval de nuestra edad, que podemos considerar un amigo, y que hace cosas tan grandes que sirven para motivar a los demás a que lo hagan lo mejor posible», justica el CEO de la compañía. 

Hablando de estrellas que están haciendo «cosas grandes» siendo muy jóvenes a Bruno se le pasa por la mente un nombre clarísimo: Carlos Alcaraz. «Aprovecho esta conversación con EL ESPAÑOL para decirle a Carlitos Alcaraz, a Pedri y a Gavi, que están haciendo cosas realmente revolucionarias, que por favor que se vengan al podcast. Les damos una cerveza ‘desnudita’ para que se relajen un poco», manifiesta.

Tienda de Nude Project en Barcelona.


Tienda de Nude Project en Barcelona.

Cedida

Salir de España

A principios de este año, Álex y Bruno se fijaron como principal objetivo «mejorar la experiencia Nude«. Recordando que uno de sus grandes sueños es representar a España en otros lugares del mundo, se hicieron conscientes de cuál es el paso decisivo: internacionalizar la marca. 

Los primeros países en los que va a aterrizar la cultura Nude son Portugal e Italia. Tal y como adelanta Bruno Casanovas a EL ESPAÑOL, este año van a abrir tiendas «tanto en Milán como en Lisboa«. Aunque salir de las fronteras españolas es un paso que tienen muchas ganas de dar, saben el esfuerzo que tienen que hacer para conseguir gustar a nuevos públicos. «Que la marca haya triunfado en España no significa que vaya a funcionar fuera y eso es lo que más respeto nos da de salir. Porque la realidad es que en cada país se escucha música diferente, se viste diferente y se comen cosas diferentes… tenemos que hacer un trabajo muy fuerte ahí, mostrando el respeto que le tenemos a la moda», remarca Bruno. 

¿Cerveza?

Si algo les diferencia de muchas de las marcas de ropa que triunfan entre el público juvenil, es su filosofía. Este año, Nude ha hecho hueco en su armario a nuevos productos. De vender camisetas y sudaderas, a incorporar en su catálogo joyas, accesorios para mascotas y ropa de baño. Pero la evolución de Álex y Bruno no se ha estancado ahí, el próximo as que tienen bajo la manga se aleja bastante del textil: cerveza «Desnuda».

Tienda de Nude Project en Madrid.


Tienda de Nude Project en Madrid.

Cedida

[Los madrileños Nacho y Juan crearon Blue Banana de Interraíl.]

Aunque todavía no se puede comprar en ningún supermercado, se ha podido ver a los jóvenes bebiéndola y compartiéndola en algunos de los últimos episodios de su podcast. Por lo que cuenta Bruno, no pasará mucho tiempo hasta que sus «Desnudas» estén en las neveras de los españoles. 

Está claro que estando al mando de una de las marcas que lideran el sector de la moda juvenil, poner los límites puede ser muy complicado. «Nuestras intenciones cuando hacemos algo es hacerlo a lo grande siempre, y soñar con llegar a lo más alto. Siempre viendo qué es posible al final, y qué no», explica Bruno. Tal vez esto sea por lo que Nude Project no es solo una marca de ropa, sino que ellos mismos se definen como una «comunidad». Los jóvenes intentan que esto no se quede en palabras en el aire y lo muestran con los proyectos que tienen ahora puestos en marcha: las colecciones de ropa, el podcast, el «Nude Tour» con el que la marca visita diferentes puntos de España y vende sus prendas, la cerveza «Desnuda».

Sin duda, estos jóvenes emprendedores no dejan de sorprender a los fieles seguidores de Nude Project. Después de todos los productos que tienen en el mercado, cuesta imaginar qué puede ser lo próximo. «¿Un libro? Honestamente, a mi lo de hacer un libro me encantaría. Con suerte lo escribo con Álex, pero tampoco tenemos prisa en hacerlo porque cuando lo escribamos queremos que sea algo personal, que sea algo de ‘autoayuda’ y que pueda aportar al mundo. Lo haremos 100%, pero quizás en diez años o quizás en 15, no tengo ni idea», confiesa Bruno.

Sigue los temas que te interesan