En la última semana han sido múltiples los informes que apuntan a que el llamado ‘invierno inversor’ se ha prolongado a lo largo de la primera mitad de dos mil veintitres. Primero fue la patronal del capital privado SpainCap quien revelaba el pasado veinte de julio que el volumen de la inversión se contrajo un cuarenta y seis% entre enero y junio -a pesar de que en número de operaciones alcanzó el segundo mayor registro de la historia-, y el pasado veinticinco de julio la Fundación Innovación Bankinter apuntaba en exactamente la misma línea.

Es cierto que aún no han terminado las limitaciones y que ‘la alegría’ o contrariedades van ya más por distritos -géneros de start-ups conforme modelo de negocio, estrategia de desarrollo e, aun, ámbito-, mas se comprueba un cambio de escenario cara la recta de dos mil veintitres.

Lo defienden los informes ya antes mentados y así lo corroboran asimismo ahora los inversores privados de España. BIGBAN Inversores Privados, asociación nacional que conecta al ecosistema de la inversión privada en start-ups desde dos mil siete en España elabora un diagnóstico clarificador al respecto: «La inversión está de vuelta».

[Los inversores se reivindican ante el «desembarco» de perfiles sin experiencia en el ecosistema: «Urge formación»]

Así de concluyentes se muestra el gerente de BIGBAN, Alberto Andújar, a las preguntas de D+I. «Va a volver la inversión. Existe mucho apetito inversor, sólo que ahora se prima que los proyectos sean rentables».

La red de inversores que representa BIGBAN que pone en valor no solo la figura de los business angels, sino más bien la de todos y cada uno de los miembros de este ecosistema -capital peligro, family offices, etc- está segura de que su próximo congreso, que va a tener sitio los días 29 y treinta de noviembre en Valencia va a ser el pistoletazo de salida de un nuevo tiempo considerablemente más optimista.

Va a regresar la inversión. Existe mucho hambre inversor, solo que ahora se prima que los proyectos sean rentables

Alberto Andújar, gerente de BIGBAN

«Somos el único congreso sólo para inversores en el que los máximos responsables de los fondos, de los family offices, etc, intercambian experiencias, y eso es muy importante en un sector donde saber qué hace el otro es clave para generar confianza«, señala a este respecto Andújar.

Desde el dos mil quince, que vio la luz el primer congreso anual organizado por la asociación, este punto de encuentro se ha transformado en referencia tanto para inversores nacionales como extranjeros. De ahí que la edición del actual año no se plentee como una más.


Imagen del archivo de la pasada edición del congreso anual de BIGBAN.

Precisamente, la cita del próximo noviembre servirá de escenario para presentar el primer informe de BIGBAN sobre tendencias de la inversión, un documento pormenorizado en el que trabajan de la mano de los primordiales actores de este ecosistema inversor, y que pretende lanzar luz al complejo escenario que ha marcado este ámbito en el último año y medio y, sobre todo, por dónde va a discurrir en el futuro.

«Somos el único evento de inversores para inversores y la previsión es ser unas 300 personas. Se trata de una convocatoria en petit comité, que no queremos que crezca más, porque es en este tamaño reducido -y muy enfocado a los ‘managers’, a los primeras figuras de cada empresa- donde reside nuestra diferenciación», apostilla el gerente de BIGBAN.

Organizamos un congreso de unas trescientos personas, en confianza, no deseamos que medre más, y promovemos el ‘networking’ inteligente, muy dirigido a los ‘managers’

Alberto Andújar, gerente de BIGBAN

«En cada edición nos esforzamos por impresionar a los inversores asistentes. Nuestra misión es conservar la calidad del evento garantizando contenido y ponentes excepcionales. El secreto está en que ejercemos una escucha muy activa con asistentes y ponentes e incorporamos su feedback para mejorar en la siguiente edición».

Desde que en dos mil trece el congreso celebrara su primera edición, han pasado trescientos cincuenta speakers y más de tres mil inversores.

Perfil del asistente al congreso de BIGBAN

El perfil de los asistentes al congreso está representado por un 26% business angels, dieciocho% family offices, doce% venture capital, dieciseis% de agentes del ecosistema– como ENISA- ocho% directivos y un seis% de distribuidores de servicios. Cada año, de forma paralela se organiza un comité consultor externo a la asociación que se hace cargo de representar a la comunidad inversora.

Este año el contenido del congreso se trabaja con profesionales de ámbito como Luis Martín Cabiedes, Paloma Cañete  (Fides Family office), Sonia Fernández (Kibo Ventures), Samuel Gil (JME Ventures), Javier Villaseca (Segofinance) Joseba Sagastigordia (Mondragón Corporación), María Portoles  (Pragma Wealth Management Londres) y Pablo Fernandez (inversor y emprendedor en serie).

Durante la tarde-noche del veintinueve de noviembre se festejará la Noche de la Inversión Privada, donde se van a dar cita los primordiales inversores de España con el fin de cuajar relaciones de negocio y con una conferencia magistral.

La novena edición va a hacer entrega de los premios BIGBAN con el ánimo de dar visibilidad, trasparencia y dotar de excelencia al ecosistema inversor. Las 6 categorías son: Premio a la trayectoria inversora, Premios Startup que más ha seducido a inversores, Mujer del ecosistema inversor, Venture Capital señalado del año, Corporate señalado del año, Persona señalada del ámbito.

Entre los premiados de  la edición del pasado año se hallan Luis Cabiades, con el premio a la trayectoria inversora, Adara como Venture Capital señalado del año, el premio a mujer del ecosistema inversor fue para Paloma Cañete y como persona señalada María Benjumea. Otros nombres sobresalientes de ediciones precedentes son César Bardají, Rodolfo Carpontier, Regina Llopis, Carlos Domingo, Raúl Mata o François Derbaix.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sigue los temas que te interesan