La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha destacado la importancia de los próximos años en la transformación del sistema energético. Durante su participación en el foro Spain Investors Day, del que Forbes Hispano es medio colaborador, expresó la necesidad de consolidar nuevas políticas energéticas en los próximos cinco o siete años.

Ribera enfatizó la importancia de equilibrar la producción y exportación de energía, garantizando precios justos para los consumidores y la implementación de redes necesarias, al mismo tiempo que se respeta el territorio y la dimensión social. También hizo hincapié en la aceleración de la eficiencia energética y la electrificación de usos, áreas en las que España se encuentra rezagada en comparación con otros países europeos.

En cuanto a la revisión de la remuneración de los titulares de redes eléctricas, Ribera admitió la necesidad de invertir más y a un ritmo más acelerado de lo previsto. Además, señaló que un potencial rechazo del Congreso al decreto de medidas anticrisis podría implicar un incremento en las facturas de la luz y del gas, así como dejar en el aire inversiones importantes en renovables.

Ante empresarios del sector energético, Ribera destacó la importancia de contar con el apoyo de la sociedad en la transición energética, advirtiendo que, de lo contrario, la lucha contra el cambio climático se verá comprometida. También mencionó que las políticas ambientales son la mejor manera de afrontar los retos económicos y sociales.

La ministra se basó en la reciente confirmación del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, que señaló que 2023 fue el año más cálido registrado en el mundo, para recalcar la urgencia de la transformación energética y sus consecuencias para la economía y la sociedad.

En relación al acuerdo histórico en la COP de Dubái, que insta a dejar atrás los combustibles fósiles, Ribera destacó la importancia de esta señal para países, empresas e inversores, subrayando que este proceso representa una oportunidad, especialmente para España, que se encuentra en una posición de liderazgo en el sector de energías renovables.

Mensaje hacia el sector privado

Teresa Ribera instó a los inversores privados a considerar más que solo maximizar beneficios a corto plazo, haciendo un llamado a la responsabilidad colectiva en la transición energética. También valoró el regreso a un modelo con un regulador energético dedicado al sector.

En cuanto a las nucleares, confirmó que no se contempla modificaciones en el calendario de cierre de estas centrales hasta 2035, destacando que las oportunidades de España se centran en las energías renovables y la electrificación masiva de la demanda.

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter e Instagram