Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, declaró recientemente que la economía de EE UU está en un buen momento, a pesar de la percepción pública. La realidad apunta a una economía en crecimiento y creación de empleo, con una inflación controlada, generando un dilema en cuanto a la política financiera a seguir por el banco central.

A diferencia de la metáfora de «Ricitos de Oro», la economía actual se caracteriza por su crecimiento y estabilidad. La Reserva Federal ha aumentado los tipos de interés para frenar la inflación, pero ahora se enfrenta a la decisión de mantenerlos altos o revertir la medida, ante la ausencia de recesión económica.

A pesar de la incertidumbre, las últimas noticias económicas muestran un panorama alentador. La inflación se sitúa en un 2%, el crecimiento salarial es moderado y el Producto Interno Bruto (PIB) creció un 3,3% en el último trimestre, desmintiendo las predicciones de recesión.

Estos indicadores positivos plantean reflexiones sobre la política económica actual. A pesar de las críticas iniciales, el gasto impulsado por el presidente Joe Biden ha contribuido al crecimiento y empleo, generando un impacto positivo. Esto sugiere que las políticas económicas progresistas no necesariamente desencadenan un desastre, como se temía.

En cuanto a las consecuencias políticas, a pesar del desempeño económico, el hiperpartidismo actual hace que la percepción de la economía influya menos en las elecciones. Además, la polarización política ha llevado a que un gran porcentaje de votantes, especialmente republicanos, perciban que la economía está empeorando, independientemente de la realidad económica.

A pesar del buen momento económico, la percepción partidista de la situación económica podría impactar en las próximas elecciones. A pesar de que la economía está en alza, el mensaje político de los republicanos sigue enfocado en una visión negativa de la economía, lo que plantea un escenario complejo en el ámbito político.

En resumen, la economía actual de EE UU presenta signos positivos, lo que plantea retos y oportunidades tanto en el ámbito financiero como político.

_

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter Forbes Hispano e Instagram Forbes Hispano