Grifols, la multinacional catalana especializada en hemoderivados, ha sufrido un duro revés en el mercado bursátil luego de que Gotham City Research, una firma inversora, publicara un informe que provocó una caída del 26% en las acciones de la compañía. Este nuevo golpe se suma a la serie de crisis que ha enfrentado Grifols en los últimos años, desde la crisis de deuda y cotización generada por los efectos de la pandemia. La situación en Estados Unidos, donde la empresa se expandió significativamente, ha sido especialmente complicada, y las acusaciones del fondo bajista han afectado aún más su posición en el mercado.

El informe de Gotham City Research cuestiona la manera en que Grifols ha consolidado dos compañías, Haema y BPC Plasma, posteriormente vendidas a Scranton Enterprises BV, una sociedad inversora relacionada con la familia Grífols y directivos de la empresa. Asimismo, pone en duda la consolidación completa de la filial estadounidense de Grifols, Grifols Diagnostic Solutions, debido a la participación de la empresa china Shanghai RaaS en sus derechos económicos y políticos. Ante estas acusaciones, Grifols ha respondido mediante comunicados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), defendiendo la veracidad de sus cuentas y el control operativo que mantiene sobre las compañías vendidas a Scranton Enterprises, a pesar de haber cedido su propiedad.

A pesar de las declaraciones de la multinacional catalana, el impacto en el mercado ha sido significativo, con una caída del 25% en el valor de sus acciones durante la jornada. Esta situación no solo afecta la salud financiera de la empresa, que se encuentra en plena estrategia de reducción de costes para hacer frente a su elevada deuda, sino que también pone en entredicho su expansión internacional y su posición en el mercado. La relación de Grifols con Estados Unidos, uno de los pilares de la compañía, se ve ahora amenazada, lo que ha generado preocupación entre los inversionistas y analistas del sector.

Historia y trayectoria internacional

Fundada en 1909 en Barcelona, Grifols tiene una larga historia en la industria farmacéutica catalana, con un enfoque destacado en el desarrollo de patentes para transfusiones de sangre y productos hemoderivados. Su expansión internacional, especialmente en Estados Unidos, ha sido un pilar fundamental en su crecimiento, convirtiéndose en la primera empresa española en recibir una licencia de la Food and Drug Administration (FDA) en los años noventa. Sin embargo, la pandemia impactó negativamente en su actividad, provocando una disminución en la operatividad de sus centros de donación de plasma en Estados Unidos, lo que derivó en un preocupante descenso en el valor de sus acciones en el mercado bursátil.

Los cambios en la gobernanza de la empresa, con la cesión de puestos ejecutivos a un consejero delegado, así como la reciente salida de Víctor Grífols Roura del consejo, reflejan la transformación que la compañía está experimentando en un intento por estabilizar su situación financiera y resguardar su posición en el mercado internacional. Además, la relación estratégica de Grifols con Estados Unidos ha generado especulaciones sobre posibles repercusiones geopolíticas, especialmente considerando la participación de la empresa china Shanghai RaaS en su filial americana, Grifols Diagnostic Solutions.

Inversiones y participaciones

Además de su expansión en Estados Unidos, Grifols ha mantenido una activa presencia en Cataluña, a pesar de trasladar su sede a Irlanda por motivos tributarios. A través de Scranton Enterprises, la familia fundadora de la empresa ha invertido en diversas compañías y fondos tecnológicos y de salud, así como en empresas del sector vitivinícola, inmobiliario y deportivo en la región. La participación de la familia en el accionariado de la empresa, conjuntamente con la presencia de importantes fondos de inversión, refleja la compleja estructura accionarial de Grifols y el peso significativo de los intereses familiares en la dirección de la multinacional.

_

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter Forbes Hispano e Instagram Forbes Hispano