Carrefour ha tomado la decisión de dejar de comercializar productos de la reconocida marca Pepsico en los países donde opera, entre ellos Francia, España, Italia y Bélgica. Esta medida se debe al «inaceptable incremento de precios» por parte de la empresa estadounidense, que ha llevado a la cadena de supermercados a comunicar la noticia a sus clientes a través de carteles en los lineales.

El aumento de precios en la industria alimentaria ha generado tensiones entre fabricantes y distribuidores, y Carrefour no es la única cadena que ha optado por no adquirir ciertos productos debido a sus altos costos. En el caso específico de Pepsico, la decisión se ha fundamentado en que el grupo ha llevado las subidas de precios más allá de lo justificable, lo que ha motivado la acción de la conocida cadena de supermercados.

La noticia ha sido difundida por medios franceses, mientras que un portavoz de Carrefour en Francia ha explicado a la agencia Reuters que la retirada de los productos de Pepsico afectará a todos los países mencionados. En el caso de España, la empresa no ha realizado más comentarios al respecto.

Por su parte, Pepsico anunció en octubre pasado que tenía previsto un «aumento modesto» de precios para 2023, luego del incremento aplicado en 2022, lo que le llevó a elevar sus previsiones de beneficios por tercera vez en el ejercicio. No obstante, los distribuidores han expresado que sus márgenes se han visto significativamente reducidos al no poder trasladar todos los aumentos de precios de sus proveedores a los lineales.

Carrefour ha sido una de las cadenas más activas en desafiar a las grandes marcas en materia de precios. El año pasado, lanzó una campaña contra la llamada «reduflación», basada en colocar advertencias en productos que han reducido su tamaño pero mantienen un costo mayor.

Mantente actualizado de las noticias en nuestro Twitter Forbes Hispano e Instagram Forbes Hispano