BBVA ha presentado formalmente ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la oferta pública de adquisición (opa) sobre Banco Sabadell, manteniendo las condiciones establecidas el pasado 9 de mayo. La propuesta consiste en entregar una acción de la entidad resultante por cada 4,83 títulos de Banco Sabadell. Esta solicitud confirma que no ha habido cambios en la oferta inicial y solo se requieren ciertas autorizaciones adicionales, como las de Francia y Marruecos, según comunicó la entidad vasca en un hecho relevante publicado recientemente.

Una vez admitida a trámite por la CNMV, el banco podrá proceder con la opa. Mientras tanto, solicitará las autorizaciones necesarias del BCE y la CNMC, así como notificará la operación a las autoridades de competencia francesas y marroquíes. Se estima que todo este proceso de obtención de autorizaciones podría extenderse alrededor de seis meses.

En caso de concretarse la operación, la entidad resultante alcanzaría más de un billón de euros en activos, consolidándose como el segundo mayor banco en España, por detrás del Santander. A pesar de la oposición del Gobierno español y el consejo de Banco Sabadell, BBVA ha decidido seguir adelante con su oferta, dejando en manos de los accionistas de Sabadell la decisión final.

Por otro lado, el presidente y el consejero delegado de Banco Sabadell, Josep Oliu y César González-Bueno, han enviado un mensaje a la plantilla, reiterando que la opa de BBVA es hostil y subrayando que la decisión no ha sido acordada ni solicitada por el consejo del banco. Asimismo, han recordado los planes de distribuir 2.400 millones de euros entre 2024 y 2025 con respaldo del plan de negocio.