Digital Dollar Project ha probado la aptitud de emplear la moneda digital del banco central minorista de EE.UU. (rCBDC) para las remesas a Filipinas por medio de Western Union y BDO Unibank. 

Como una parte de la prueba conduzco de Digital Dollar Project (DDP), se realizaron múltiples remesas transfronterizas usando la CBDC minorista simulada. Western Union y BDO Unibank participaron en este experimento.

Las transacciones se efectuaron en un ambiente totalmente apartado, Champion Model DDP, en el que el banco central emitió la CBDC y dio acceso a ella a BDO Unibank. A su vez, el banco intercesor trasfirió la moneda digital a Western Union (WU), que usó un intercambio descentralizado (DEX) para mudar el dólar digital por pesos filipinos digitales al género de cambio actual. Ahora, WU trasfirió los fondos a la cuenta del cliente del servicio en el BDO Unibank de Filipinas.

El equipo de DDP notificó de que, merced al uso de la tecnología DLT, la trasferencia tardó segundos y se generó simultáneamente con la correo entre las instituciones financieras implicadas en el proceso. La CBDC presenta así una ocasión de actualizar los procesos y prosperar la eficiencia para las compañías privadas y sus clientes del servicio. 

DEX fue una característica clave del estudio. Los analistas apuntaron que, si bien los intercambios de CBDC entre diferentes divisas en DEX facilitan el proceso de trasferencia, el uso de exchanges descentralizados supone ciertos peligros. En específico, es preciso estudiar las cuestiones relativas a la privacidad de los datos y asegurar la seguridad de los fondos.

El equipo de DDP llegó a la conclusión de que emplear los servicios de Western Union como una parte de las trasferencias transfronterizas en CBDC tiene ventajas, entre aquéllas que se incluyen:

  • reducción de los peligros de crédito y de contraparte;
  • reducción del costo del capital mantenido en cuentas corresponsales;
  • provisión de una liquidación más rápida;
  • unificación de los requisitos de las jurisdicciones locales;
  • reducción del número de transacciones fallidas;
  • fomento de la confianza de los usuarios.

Según los datos del informe del DDP, en dos mil veintiuno se mandaron desde EE.UU. trasferencias por un valor de setenta y cuatro millones de dólares americanos por medio de Western Union y de seiscientos veintiseis mil millones en dos mil veintidos, con una media de doscientos a trescientos dólares americanos en las transacciones minoristas.

Cada trasferencia de dinero de EE.UU. a Filipinas acostumbra a tener una comisión del cuatro con cuatro% si la transacción es de doscientos $. Una transferencia del mismo importe cuesta una media del siete con noventa y ocho%. Sin embargo, el uso de la CBDC para estas trasferencias reducirá significativamente estos costos.

Recordemos que el gobierno estadounidense aún no ha tomado una resolución terminante sobre la cuestión del dólar digital, mas está fomentando activamente el desarrollo técnico y probando las capacidades de la CBDC.