La nueva legislación tailandesa prohíbe a los distribuidores de servicios de criptomonedas ofrecer a los clientes del servicio servicios de inversión y custodia relacionados con ocasiones de beneficios, y les fuerza a advertir a los usuarios sobre los peligros asociados a la negociación de activos digitales.

La Comisión de Bolsa y Valores tailandesa (SEC) ha publicado nuevas reglas para los distribuidores de servicios de criptomonedas con el fin de prohibirles ofrecer cualquier género de rentabilidad relacionada con las criptomonedas. 

En virtud de las nuevas reglas, los empresarios, los operadores de cambio de criptomonedas, los corredores de criptomonedas y los traders deben:

  • proporcionar a los usuarios información sobre los peligros asociados al trading de criptomonedas, que debe incluir una advertencia sobre la posible pérdida de una inversión;
  • obtener la confirmación del cliente del servicio de que es siendo consciente de los peligros asociados a los servicios prestados y de que los acepta a sabiendas;
  • proporcionar a los clientes del servicio información pormenorizada sobre la seguridad de sus activos en la plataforma;
  • desarrollar una estrategia de custodia de activos y suministrar esta información a la SEC.

Así, los distribuidores tailandeses no van a poder prestar, por servirnos de un ejemplo, servicios de staking de criptomonedas o préstamos con activos digitales de los clientes del servicio. Las nuevas reglas van a entrar en vigor desde el treinta de agosto de dos mil veintitres. 

Recordemos que la posible prohibición de una serie de servicios relacionados con el almacenaje de activos digitales en Tailandia se anunció ya en el mes de septiembre de dos mil veintidos.