El tamaño del mercado de custodia de criptomonedas alcanzó los cuatrocientos cuarenta y ocho mil millones de dólares americanos en dos mil veintidos. Sin embargo, los distribuidores de custodia de criptomonedas aún carecen de ciertas peculiaridades esenciales para acrecentar el interés de los inversores institucionales en el mercado de activos digitales.

Según un estudio efectuado por la asesora PricewaterhouseCoopers (PwC) así como la plataforma Aspen Digital, los inversores institucionales están poco a poco más interesados en el staking de criptomonedas y en el mercado de tokens no fungibles (NFT). Sin embargo, el nivel de adopción de los activos digitales por su lado prosigue siendo bajo por el hecho de que los métodos de almacenaje no son suficientemente seguros. 

Según el estudio, el mercado mundial de almacenaje de activos digitales estaba valorado en cuatrocientos cuarenta y siete mil novecientos millones de dólares americanos en dos mil veintidos, lo que supone solo un treinta y siete% de la capitalización total del mercado de criptomonedas el año pasado. Por otra parte, conforme CoinGecko, existen más de nueve mil tipos diferentes de criptomonedas, y solo había ciento veinte distribuidores de almacenaje en el mes de abril de dos mil veintitres, conforme Aspen Digital.

Con el creciente interés en el mercado, las oficinas familiares, los HNWI y los EAM buscan soluciones de almacenaje fiables para los activos digitales. Los autores del estudio identificaron 3 grandes desafíos para el campo de custodia:

  1. Seguridad. Los inversores privados acostumbran a ser reluctantes a confiar sus activos a los exchanges de criptomonedas debido a la carencia de trasparencia, como a la inseguridad sobre la estructura de gobierno de los exchanges. El creciente nivel de ataques a las carteras y exchanges de criptomonedas asimismo está provocando que los inversores institucionales rehúyan invertir en activos digitales.
  2. Regulación. La inseguridad normativa que rodea a las operaciones de los distribuidores de custodia de activos digitales en múltiples jurisdicciones es un obstáculo esencial para ciertos inversores.
  3. Seguros. La falta de garantías por la parte de la mayor parte de los custodios de criptomonedas en el caso de pérdida o hurto de activos asimismo afecta significativamente al interés de los inversores institucionales.

Por otra parte, los autores del estudio resaltan el hecho de que la autocustodia de activos no satisface las necesidades de los inversores institucionales. Por eso, desarrollar formas seguras de proteger los activos digitales es clave a fin de que medre la adopción institucional.

Recordemos que, si bien el mercado de criptomonedas ha descendido este año, los inversores institucionales prosiguen creyendo en sus perspectivas y tienen previsto acrecentar el volumen de activos digitales en sus carteras de inversión en los próximos 3 años.