Los gigantes financieros JPMorgan y Apollo Global Management han anunciado el exitoso lanzamiento de una red DLT empresarial que ya está procesando diariamente transacciones por valor de más de 2.000 millones de dólares. La red se ha lanzado como parte de Project Guardian. 

Tyrone Lobban, director gerente de JPMorgan, y Christine Moy, socia de Apollo Global Management, hablaron en una entrevista con Forbes sobre su éxito con los activos tokenizados como parte de las pruebas de las posibilidades de Project Guardian. Por ejemplo, las empresas han lanzado una red blockchain empresarial para activos tokenizados, que se ha puesto a disposición de los clientes institucionales en la plataforma Onyx Digital Assets. 

El Project Guardian ha permitido a las instituciones financieras desarrollar stacks de software óptimas que permiten la interoperabilidad independiente entre distintos conjuntos de activos.

Además, la tokenización a nivel de producción ha ayudado a crear el repo intradía, el nuevo producto negociado de JPMorgan. Según una investigación interna, el repo intradía puede reducir los costes de transacción en más de un 55% en comparación con el coste actual de la financiación. El mercado de repos intradía ya alcanza unos 2.000 millones de dólares al día y el valor total de las operaciones procesadas ha superado los 900.000 millones de dólares. 

El proyecto ofrece una amplia escalabilidad y ya está atrayendo a bancos institucionales, agentes de bolsa y gestores de activos. Todos los usuarios corporativos de la plataforma de negociación están sujetos a KYC. Goldman Sachs, DBS Bank y BNP Paribas se mencionaron en la entrevista entre los usuarios activos del nuevo instrumento financiero.

Para recapitular, hace quince días, la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) anunció cinco nuevos proyectos piloto como parte de la expansión del Project Guardian. Uno de ellos era un proyecto de JPMorgan y Apollo para explorar el uso de activos digitales para proporcionar inversiones más fluidas, gestionar activos alternativos, automatizar el reequilibrio de carteras y escalar sistemas. 

Además, el 31 de octubre se supo que el Projecto Guardian había creado un grupo de trabajo especial, que incluía a representantes de los reguladores de Singapur, Suiza, Japón y el Reino Unido. El objetivo principal del grupo es facilitar el desarrollo de normas comunes y un marco regulador para el ecosistema de activos digitales.