El Salvador lanzará el proyecto de minería de Bitcoin bastante ambicioso con planes de escalarlo a una capacidad de hasta veinte con cero megavatios (MW). Este novedoso proyecto resalta el compromiso del país en aprovechar el poder de Bitcoin y su potencial para producir energía verde de forma sustentable.

“Bitcoin, a diferencia de acciones y bonos, su valor no está vinculado a las ganancias corporativas o flujos de efectivo. Como resultado, durante momentos de estrés en el mercado, el precio de Bitcoin puede experimentar fluctuaciones significativas.”

La idea central del proyecto va alén de la simple minería de BTC abrazando la búsqueda de la independencia financiera del país a través de la cancelación total de su deuda pública para el año dos mil treinta.

“El camino de El Salvador hacia la libertad financiera está pavimentado con Bitcoin y Volcano Energy. Al aprovechar el poder de la energía renovable en la minería de Bitcoin, el país está estableciendo una visión audaz de ser libre de deudas para el año 2030”.

El Salvador ha sido reconocido como uno de los países con mayor capacidad para generar energía renovable, con el setenta% de su capacidad energética instalada procedente de fuentes renovables en dos mil veintidos, conforme la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

El impulso para hacer este proyecto procede de la competitividad y los recursos naturales que El Salvador tiene para la generación de energía verde. Además de los Bonos Bitcoin, múltiples empresarios han identificado la ocasión de minar Bitcoin de forma sustentable y a menor costo en el país. Sin mentar que una inversión de uno con cero millones de dólares americanos, se está edificando una granja de minería Bitcoin que tiene como propósito transformarse en la más grande del planeta.

La compañía al cargo de la construcción de esta granja es Volcano Energy, apoyada por el gobierno nacional y apoyada por empresas de la industria cripto como Tether Limited. Max Keiser, presidente de Volcano Energy, explicó que la granja va a estar alimentada por un parque de generación de energía renovable situado en el ayuntamiento de Metapán.

Lanzando el proyecto de minería de BTC más grande del mundo

De pacto a la información proporcionada por Volcano Energy, este parque se va a dividir en fases. Comenzarán con una capacidad de generación de 241 megavatios (MW) y escalando gradualmente hasta lograr los 20.000 MW. El proyecto va a aprovechar el rebosante potencial de energía solar y eólica de la zona, aparte de integrar energía volcánica.

El desarrollo de la granja de minería Bitcoin se extendería hasta el año dos mil veintiocho, cuando se espera que las instalaciones estén cien% operativas. Además, se prevé que alcancen su objetivo de veinte MW de capacidad energética. En su primera fase, Volcano Energy planea dividir la capacidad de generación entre 169 MW de energía solar fotovoltaica. Adem y setenta y dos MW de energía eólica, alcanzando un total de 241 MW de energía verde.

El resto de la capacidad precisa se desarrollará gradualmente conforme se implemente la infraestructura. Lo va a ser para extraer energía geotérmica, un proceso que va a tomar en torno a 5 años.

El Salvador ha estado apostando por la minería de Bitcoin desde hace algo más de un año. En dos mil veintidos, la embajadora de El Salvador en Estados Unidos, Milena Mayorga, de forma conjunta con Max Keiser y Stacy Herbert, anunciaron el lanzamiento de una planta fotovoltaica en Chalatenango.

Esta planta tuvo como objetivo proveer fuentes renovables de cara al desarrollo de la minería de Bitcoin en la zona. La inversión estimada es de doscientos millones de dólares americanos.

Mucho más últimamente, Tether anunció una inversión de uno con cero millones de dólares americanos para edificar el centro de minería. El Centro de Bitcoin es el “más grande del mundo en El Salvador”, aprovechando la energía volcánica del país.

Este proyecto busca brindar al país el potencial de atraer inversiones y promover el desarrollo económico. Ello, posicionó a El Salvador como un referente en el campo de la minería de criptomonedas y la generación de energía renovable.