El volumen mensual de tokens ETH mandados al staking a través de protocolos LSD ha aumentado un quince% desde el momento en que se generó la actualización Shanghai en la red blockchain de Ethereum. 

Según un informe de HashKey Capital, el mercado de derivados de staking líquido (LSD) del ecosistema Ethereum experimenta un desarrollo explosivo. Actualmente, el valor total de los fondos bloqueados (TVL) en este segmento de DeFi ha superado los veintidos millones de dólares americanos, y la capitalización de mercado de todos y cada uno de los proyectos de LSD ha alcanzado los dieciocho millones de dólares americanos.

El primordial motor del desarrollo del ámbito fue la actualización Shanghai, que dejó desbloquear ETH mandados a staking. Este evento aumentó la demanda de protocolos de staking líquido, cuya entrada media mensual de ETH medró un quince%.

Los analistas de HashKey Capital estiman que los usuarios mandan a diario unos ciento cuarenta millones de dólares americanos al staking por medio de múltiples protocolos de ETH. También pronostican que el TVL del ámbito en los próximos un par de años podría duplicarse hasta lograr los cuarenta y seis millones de dólares americanos, lo que, conforme los especialistas, se va a ver facilitado por el incremento del número de ETH mandados al staking. Según sus previsiones, a fines del segundo trimestre de dos mil veinticinco, hasta el cuarenta y cinco% de la emisión total de ETH se mandará al staking. 

Al mismo tiempo, los especialistas ven los protocolos de LSD como una amenaza para el ecosistema de Ethereum, pese a que su desarrollo puede afectar de forma positiva a la rentabilidad del staking de ETH. Por ejemplo, muchos protocolos de staking líquido dependen de un pequeño número de validadores, por lo que su popularidad puede conducir a la centralización. A su vez, la centralización en los protocolos de ETH podría conducir a una menor competencia y a un mayor peligro de censura en todo el ecosistema. Esto, a su vez, puede provocar una pérdida de confianza en la red. Además, conforme aumenta la centralización, asimismo podría haber peligros de seguridad a la baja, ya que los grandes stakers podrían, por poner un ejemplo, lanzar un ataque de cincuenta y uno%. 

Los analistas de HashKey Capital asimismo resaltan que las nuevas tecnologías, como la tecnología de validadores distribuidos (DVT), van a aumentar la descentralización en la red. Además, la descentralización se ve facilitada por el hecho de que los usuarios han comenzado a desamparar poco a poco más los servicios CEX para mandar ETH al staking, prefiriéndolos a los protocolos de LSD.

Recordemos que, conforme datos de Binance, en torno a un cuarto de ETH de todo el ámbito de DeFi está bloqueado en protocolos de staking líquido.