La Fundación Solana ha tomado la decisión de expulsar a varios operadores de validadores de su grupo de delegación de red debido a su participación en ataques tipo sandwich contra usuarios.

Según los informes, los delincuentes modificaron los validadores para permitir este tipo de ataques en la red de Solana.

Expulsión de validadores por atacar a usuarios minoristas

La red Solana ha eliminado a varios validadores de su programa de delegación en el ecosistema como consecuencia de haber infringido las políticas de la Fundación. Se ha descubierto que estos «hackers» añadieron modificaciones que permitían llevar a cabo ataques contra usuarios minoristas.

Un «ataque sándwich» es una forma maliciosa de ataque que perjudica a los traders minoristas al recibir los peores precios posibles, mientras que los atacantes se benefician de esta situación. Este tipo de ataque plantea desafíos importantes para las blockchains, ya que afecta a la seguridad, eficiencia y equidad de las transacciones.

Además, este tipo de ataque puede poner en riesgo la seguridad de la red al incentivar a los mineros o validadores a participar en ataques de doble gasto o censura de transacciones.

En mayo, los ingresos generados por los validadores de Solana a través de estos ataques superaron a los de Ethereum. Los ingresos por este tipo de ataques han experimentado un rápido crecimiento desde mediados de marzo, alcanzando recientemente niveles históricos.

Solana y el impacto en los validadores

A pesar de haber sido expulsados del Programa de Delegación de la Fundación Solana, los operadores aún pueden llevar a cabo sus actividades en la red, dado que Solana es una blockchain sin permisos. Sin embargo, perderán los privilegios asociados con el programa, que incluyen la delegación de tokens SOL para operar sin la necesidad de poseer una cantidad significativa de tokens.

Los validadores son seleccionados en función de su rendimiento, y aunque todavía pueden operar en la red, no recibirán el respaldo de la Fundación. Esta decisión ha generado controversia en la comunidad, reavivando el debate sobre la centralización de Solana.

En resumen, la expulsión de los validadores por parte de Solana envía un mensaje claro sobre la importancia de mantener la integridad y seguridad de la red, aunque plantea interrogantes sobre la descentralización y los desafíos que enfrentan las blockchains en la actualidad.

Descargo de responsabilidad

En línea con los principios del Trust Project, nuestra publicación se compromete a ofrecer información imparcial y transparente. Si bien este artículo busca proporcionar datos precisos y oportunos, recomendamos a nuestros lectores verificar la información de forma independiente y consultar con expertos antes de tomar decisiones basadas en este contenido.