La mayoría de los representantes de TradFi esperan que la tecnología blockchain va a poder administrar trasferencias de pago más veloces en los próximos 3 años, al paso que las criptomonedas tienen el potencial de reducir significativamente los costos de las comisiones.

La encuesta, efectuada por analistas de Ripple así como representantes de la organización Faster Payments Council (FPC), descubrió un elevado nivel de interés en la tecnología blockchain por la parte de los profesionales financieros de todos y cada uno de los países y campos de TradFi. 

Según la encuesta, el noventa y siete% de los encuestados piensa que la tecnología blockchain y las criptomonedas desempeñarán un papel esencial en la transformación de los sistemas de pago tradicionales en los próximos 3 años, ya que pueden permitir trasferencias más veloces. En particular, cerca del cincuenta% de los encuestados espera que las tecnologías renovadoras no solo puedan apresurar los pagos internacionales, sino más bien asimismo reducir significativamente el costo de las comisiones por trasferencias transfronterizas. 

Recordemos que previamente los analistas de Coinbase probaron que el uso de criptomonedas puede reducir los costos de las comisiones por trasferencias internacionales de dinero en un noventa y siete% y acrecentar la velocidad de las trasferencias transfronterizas en un noventa y nueve%. 

El estudio probó que los representantes de TradFi aprecian mucho la posibilidad de usar criptomonedas para los pagos. Por ejemplo, cerca del cincuenta y dos% de los encuestados piensan que la mayor parte de los mercaderes admitirán criptomonedas en los próximos 3 años. Sorprendentemente, los encuestados de África y Oriente Medio se mostraron en especial optimistas al respecto, ya que cerca del veintisiete% espera un cambio masivo a los pagos con criptomonedas en el año próximo. Este optimismo puede estar relacionado con el desarrollo activo de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) en los países de la zona.

Como recordatorio, una investigación reciente del Banco de Pagos Internacionales (BPI), descubrió que el noventa y tres% de los bancos centrales están desarrollando y ensayando con CBDC, y para dos mil treinta podría haber hasta quince monedas digitales gubernativos minoristas y nueve mayoristas en circulación.

Sin embargo, pese al gran interés de TradFi por la adopción de la blockchain y las criptomonedas, la encuesta descubrió que solo el diecisiete% de las organizaciones encuestadas aceptan en la actualidad pagos con criptomonedas. El primordial obstáculo para el uso de criptomonedas y tecnología blockchain por la parte de los distribuidores de pagos es la inseguridad normativa: el ochenta y nueve% de los encuestados citó la carencia de un marco normativo como primordial factor disuasivo. Otros factores convocados por los encuestados fueron:

  • la escasa adopción global de la tecnología (cuarenta y cinco%);
  • la imposibilidad de incluir las criptomonedas en los informes fiscales (treinta y dos%);
  • la necesidad de desarrollar estrategias para resguardar a los clientes del servicio de la volatilidad de las criptomonedas (veinticuatro%)
  • la dificultad técnica de la infraestructura de blockchain (veinte%).

La encuesta de Ripple y FPC englobó a prácticamente trescientos profesionales financieros de cuarenta y cinco países de todos y cada uno de los campos de TradFi. Entre los encuestados había instituciones bancarias, ejecutivos de empresas de fintech, analistas empresariales que estudian la tecnología de consumo y representantes de negocios minoristas.