Los bancos centrales de todo el planeta están apostando por el oro en un esmero por combatir la inflación, conforme una investigación reciente. Durante bastante tiempo, la gente ha considerado al oro como una reserva de valor y una cobertura contra la inflación, mas Bitcoin lo ha superado extensamente este año.

Según un informe publicado últimamente por la compañía estadounidense independiente de administración de inversiones Invesco, los bancos centrales compran oro.

Los bancos centrales adquieren oro

El Estudio de Gestión de Activos Soberanos Globales de Invesco de dos mil veintitres, publicado en el mes de julio, descubrió que ochenta y cinco fondos soberanos y cincuenta y siete bancos centrales administran de forma colectiva veintiuno billones de dólares:

“En medio de una inflación alta y persistente y tasas de interés reales, los inversores están recalibrando las carteras [de inversión]”.

El ex directivo de tecnología de Coinbase, Balaji Srinivasan, asimismo comentó sobre la investigación:

“En resumen, están comprando oro, manteniéndolo en bóvedas y preparándose para altos niveles de inflación”.

Invesco notificó que en dos mil veintidos, los bancos centrales efectuaron compras récord de oro con adquisiciones netas de mil ciento treinta y seis toneladas. El año fue el duodécimo año sucesivo de un incremento neto en las posesiones de oro para los bancos centrales del planeta.

Además, los bancos centrales de China y Turquía fueron compradores muy beligerantes y se llevaron el veinte% de ese total. “Sin embargo, otros bancos centrales, particularmente en Medio Oriente y los Mercados Emergentes, también fueron compradores notables”, añadió.

El informe añadió que los administradores identificaron la inflación como un peligro clave. Alrededor de dos tercios de los bancos centrales procuraban resguardar sus carteras de las tendencias inflacionarias globales:

“Aumentar la asignación de oro fue el método más frecuente, con el 69% de los bancos centrales contrarrestando la inflación global a través de asignaciones de oro”.

Los bancos centrales fueron unánimes en sus razones para adquirir el metal dorado, aseverando que era un activo de cobijo seguro.

Además, un porcentaje substancial de los bancos centrales expresa su preocupación por el precedente que sientan las sanciones de EE. UU. Esto hace que el oro sea aún más atrayente, apuntaron.

Además, los lingotes de oro físicos son más atractivos que los productos negociados en bolsa, como los futuros.

Oro vs. Bitcoin

Srinivasan afirmó que el “papel de reserva está siendo asumido por activos duros como el oro y Bitcoin, como admite ahora incluso BlackRock”, y añadió:

“Las funciones comerciales son asumidas por monedas como el yuan chino y la rupia india a medida que los bancos centrales se desdolarizan”.

Los bancos centrales prosiguen siendo cautelosísimos con los activos digitales. Pero está claro que Bitcoin ha superado extensamente al oro últimamente.

Desde principios de año, los costes de BTC han subido más del ochenta%. Los costes del oro, por otra parte, solo han conseguido un cuatro con seis% a lo largo del mismo periodo.

El transmisor de stablecoins, Tether, asimismo ha promocionado últimamente su activo apoyado por oro XAUT como una cobertura contra la inflación.