Durante el segundo semestre de dos mil veintitres, los protocolos de staking líquido se posicionaron como la categoría más grande en el campo de finanzas descentralizadas (DeFi). Alrededor del veinticuatro% del volumen de valor total bloqueado (TVL) se halla en protocolos LSTfi.

Según el Informe semestral de 2023 de Binance, los protocolos de staking líquido ocupan el primer sitio entre los protocolos DeFi en términos del valor de las criptomonedas bloqueadas en sus contratos inteligentes.

El informe de Binance señala que el staking líquido debe su popularidad a la transición triunfante de Ethereum al algoritmo Proof-of-Stake (PoS). Esto condujo a un incremento significativo en la cantidad de protocolos de staking y en la demanda por tokens envueltos como stETH, rETH, WBETH y otros.

Después de la actualización Shanghai de Ethereum, que dejó a los usuarios retirar el ETH puesto en staking, los proyectos LSTfi empezaron a ganar popularidad. Esta categoría incluye protocolos para el trading de desempeño, servicios de indexación, y acuñación de stablecoins usando LST como garantía. Dichos protocolos hicieron que el staking sea más alcanzable al reducir las barreras técnicas y los requisitos de capital, dejando a los usuarios conservar la liquidez a través de su participación en staking. Otro fenómeno nuevo es el restakimg que deja que los activos se vuelvan a mandar a staking en función de los tokens que ya se han bloqueado y que producirán ingresos auxiliares.

El incremento de la eficacia del capital, las ocasiones de agricultura de desempeño y la seguridad mejorada de la red fueron las primordiales ventajas del staking líquido que lo transformó en la categoría más grande en DeFi, ocupando alrededor del veinticuatro% del mercado.

Binance notifica que Lido prosigue siendo el líder en el mercado del staking líquido, con más del setenta y cinco% de TVL. Sin embargo, otros protocolos como Rocket Pool y Frax Ether asimismo están mostrando un fuerte desarrollo en la participación de mercado. A su vez, la competencia entre los protocolos impulsa aún más el campo.

A pesar del desarrollo, el staking líquido no está libre de peligros. Los protocolos LSTfi pueden enfrentar vulnerabilidades de contratos inteligentes, el peligro de reducción de activos y fluctuaciones de costes. Por lo tanto, se aconseja que los usuarios efectúen su investigación y escojan proyectos fiables. Los analistas de Binance pronostican un mayor desarrollo del campo a lo largo del año en curso.

Para abril de dos mil veintitres, los protocolos de staking líquido superaron a los exchanges descentralizados (DEX) en concepto de TVL. Cabe indicar que, conforme el informe de Binance, el campo DeFi en general perdió alrededor del cero con cinco% de TVL a lo largo del primer semestre de dos mil veintitres.